24 La Feminización de la Educación

El entorno educativo moderno es un bastión de progresivismo de ingeniería social hostil a chicos y hombres jóvenes. Las mujeres son superiores en número a los hombres en las plazas de profesorado y tienen una presencia superior en las instituciones de educación superior. Colectivamente, las actitudes sexistas de las facultades y de los estudiantes dentro del establishment académico alejan a mutlitud de muchachos de la carrera académica.

¿Podemos culpar a los muchachos por alejarse de una Carrera en la que tienen todas las opciones en su contra? ¡Claro que no!. La corrección política que va de la mano con el feminismo es suficiente para desagradar y  emascular a cualquier hombre joven. La academa moderna no es un entorno que conduzca al bienestar de los hombres. La ingeniería social progresiva es nociva para la salud mental del hombre.

Si eres un hombre, estas en la Universidad y estas acusando el cansancio psicológico de enontrarte en este entorno, quizás es hora de que consideres aprender una profesión u oficio que te permita trabajar por tu cuenta o empezar un negocio. La libertad financiera no solamente te enseñará confianza en ti mismo, además te permitirá escapar del “mamoneo” presente en la cultura de la corrección política del mundo corporativo. En las áreas donde es necesario mucho talento o hay mucho riesgo, como en ingeniería o construcción, hay escaso número de mujeres, así que pueden ser un buen refugio de la misandria.

 

Hay muchos oficios dominados por los hombres (mecánica, electricidad, fontanería, etc) asi que estas son buenos oficios si quieres evitar influencias femeninas negativas en el puesto de trabajo. Debido a que el trabajo es necesario para la mayoría para poder vivir, la independencia financiera es imprescindible para ser un hombre completo. Os hombres que emprenden o que trabajan en oficios masculinos están mucho mejor que aquellos en el mundo corporativo ya que disfrutan del lujo de no tener que reprimir su masculinidad, ya que no deben preocuparse por hablar demasiado. Las actitudes del mundo corporativo hacia la masculinidad son igual de negativas que en la academia.

Enlace al original aquí.

Enlace al Twitter del autor aquí.

Enlace al índice del artículo aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s