6 Hipergamia & “Cambio de Liana”

La hipergamia femenina es binaria en su enfoque hacia los hombres, un hombre es considerado superior o inferior. Si una mujer considera a un hombre inferior a ella, el será sexualmente invisible, solo cuando una mujer considera a un hombre superior, este se vuelve visible.

Las mujeres quieren hombres que exudan poder de un modo que las hace sentir inferiores. Cuando una mujer se siente inferior a un hombre, se siente atraída hacia él. Llamamos a esto hipergamia, la inclinación a emparejarse con personajes superiores o escalar socialmente. Un efecto de la hipergamia es la sensibilidad de las mujeres hacia los indicadores de estatus elevado (buenos genes, riqueza, seguridad en uno mismo, popularidad, etc.).

La hipergamia se puede manifestar de muchas maneras, la más conocida es la “cazafortunas”, que sale con un hombre sólo por su gran riqueza. En relaciones menos extremos, una mujer sale con un hombre que tiene más seguridad en si mismo que ella. Generalmente, las mujeres con poca confianza en si mismas son menos hipergamas, mientras que las mujeres más egoistas son más hipérgamas.

La hipergamia genera oportunismo, si un hombre de estatus más elevado está disponible, una mujer sin su hipergamia bajo control será infiel. Si este hombre de estatus superior está disponible hay muchas posibilidades de que la mujer deje a su actual pareja para irse con el hombre de mayos estatus. Este fenómeno se denomina “cambio de liana”.

La hipergamia no controlada por una educación conservadora y una figura masculina familiar presente da como resultado una mujer extremadamente oportunista e infiel. En las sociedades tradicionales la hipergamia se mantiene bajo control por las familias, la comunidad, y de modo más amplio la cultura. Las mujeres son emparejadas con sus contrapartes masculinas en lugar de quedarse eternamente “esperando a que algo mejor aparezca”.

Algunas mujeres son más hipergamas que otras, pero no hay mujeres no-hipergamas. Es como una escala algunas mujeres son un poco y otras extremadamente hipergamas. La hipergamia es como la caja de Pandora, una vez se prueba, la tendencia a continuar siendo indulgente con este comportamiento es muy alta. Cuanta más experiencia tiene una mujer, mas hipergama es, y por tanto es menos deseable tener una relación con ella.

Las mejores candidatas para crear una familia y tener hijos son aquellas que su instinto de hipergamia se ha mantenido bajo control. El materialismo y la promiscuidad son comportamientos hipergámicos que indican una “constante necesidad de mejorar la pareja”, lo cual es central al comportamiento hipergámico. Este tipo de mujeres deben ser evitadas para compromisos serios. Las mujeres humildes y frugales son opciones para mantener una relación de mucha más calidad.

El enlace al artículo original aquí.

Enlace al Twitter del autor aquí.

Enlace al índice del artículo aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s